[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Equipamiento láser vascular

El laser transdérmico es un equipamiento médico innovador, seguro, no invasivo y eficaz que se utiliza para la eliminación de telangiectasias (arañitas) y venas reticulares de diferente grosor, color y profundidad .

Es un laser NEO-YAG 1064 de pulsos largos y con eficacia clínica comprobada mundialmente. Cutera es un equipo realizado en EEUU, en una empresa líder en la fabricación de la más novedosa tecnología láser de alta potencia para medicina.

En Argentina hay 10 equipos distribuidos de los cuales solo uno hay en rosario utilizado para patología venosa.

Hace 10 años utilizo este equipamiento para la enfermedad vascular teniendo una amplia experiencia y conocimiento de la tecnología laser. La capacitación continua me ayuda a mi crecimiento diario y a conocer los avances tecnológicos incesantes.

Tratamiento laser

Es una fuente de luz que con diversas longitudes de onda, energía, duración del pulso y otras variables específicas que se ajustan según las características de cada vena y cada piel puede eliminar las varices.

Tiene entre sus principales ventajas su gran versatilidad, siendo capaz de eliminar telangiectasias y microvarices, de manera segura, eficaz, continua y progresiva, evitando inyecciones, vendajes, reacciones alérgicas y otros inconvenientes de la esclerosis clásica.

Imágenes

[/vc_column_text][vc_single_image image=”674″ img_size=”full”][vc_single_image image=”672″ img_size=”full”][vc_single_image image=”668″ img_size=”full”][vc_empty_space][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]

Como es el tratamiento:

El láser ND:YAG produce una onda continua de luz infrarroja a 1.064 nanómetros, que penetra hasta una profundidad de 5-7 mm. Consiste en disparar el dispositivo laser a través de la piel (láser transdérmico) generando fotocoagulación de las telangiectasias y varices superficiales y reticulares hasta 7mm de diámetro aprox. La energía láser (calor), es emitida directamente sobre la vena para colapsarla y ocluirla. La absorción de ésta energía ocurre en las paredes de las venas (células endoteliales hidratadas) y dentro de la vena misma (a través de la hemoglobina de la sangre). El calor generado contrae y colapsa la pared del vaso sanguíneo (vena, vénula, araña vascular) resultando una oclusión total de la misma.

En otras palabras, la aplicación del láser ocasiona un incremento de la temperatura en el interior del vaso tratado, lo cual produce la coagulación sanguínea con el posterior colapso de las paredes del vaso y su desaparición por absorción gradual por parte del organismo.

  • se realizan entre 5 y 8 sesiones.
  • una al mes.
  • se trabaja toda la patología en una misma sesión.
  • no es necesaria la utilización de anestesia alguna para la aplicación.
  • se pueden reanudar las actividades inmediatamente después de la aplicación y no son necesarios cuidados posteriores a excepción de cuidar la piel de la exposición al sol.
  • no requiere inyecciones, ni vendajes, ni reposo, no se inyectan sustancias irritativas.
  • puede realizarse en verano.
  • después del procedimiento los pacientes no experimentan dolor.
  • se logran obtener resultados de aclaramiento de hasta un 90.
  • se evita muchas veces un tratamiento quirúrgico.
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]